Autos Laguna

Consejos antes de comprar un auto seminuevo

Debe comprobar que el vehículo no sea robado, para lo cual puede acudir a cualquier delegación de la policía judicial del Distrito Federal o de tu Estado en donde analizarán el Número de Identificación Vehicular (VIN) con el que cuentan todos los automóviles y ahí confirmarán que NO tenga REPORTE de robo o de algún otro ilícito.

Verifica en los portales del Registro Público Vehicular (REPUVE) y Registro de Automotores de Procedencia Ilícita (RAPI) de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF).

Verifica que el vehículo no cuente con adeudo alguno por concepto de tenencia, verificación y multas de tránsito, para lo cual te puedes apoyar en la página web de la Secretaria de Finanzas del Estado en el que se encuentra empadronado el automóvil.

Muchas veces pretendemos gastar todo el dinero ahorrado en el automóvil usado más deportivo, o de mayor lujo, sin pensar que ciertas marcas cuentan con refacciones y servicios elevados, y que en ocasiones estos costos se incrementan aún más cuando se trata de modelos descontinuados. Si bien, pueden ser muy bonitos, una simple afinación puede convertirlos en un dolor de cabeza. Acérquese a un agente de confianza y aclare todas sus dudas.

Si el automóvil ha tenido un solo dueño, la factura debe ser de agencia autorizada y a nombre del vendedor, misma que deberás de checar vía telefónica en la agencia en la que haya sido vendido.

Si el automóvil ha tenido varios dueños, exija la última factura original y siempre copia de la factura de agencia (origen).

Los documentos deben estar en regla y deben ser:

-Factura

-Tarjeta de circulación.

-Las 5 últimas tenencias.

-Reemplacamiento y Renave si le corresponde.

-Ultima verificación del vehículo (según terminación de placa).

Los documentos deben estar en regla y deben ser:

-Factura

-Tarjeta de circulación.

-Las 5 últimas tenencias.

-Reemplacamiento y Renave si le corresponde.

-Ultima verificacion del vehículo (según terminación de placa).

El primer factor en el que siempre nos fijamos es el estado de la carrocería; es normal, bien dicen que de la vista nace el amor, y si el exterior nos atrajo será el primer punto para inspeccionar el resto del vehículo.

Un indicativo de que el vehículo ha sufrido percances es la pintura mal trabajada. Checar a contraluz que no haya cambios de tonalidad en distintas zonas del vehículo, espacios con la pintura cuarteada, con gotas o terminación rugosa (esto revela, además de una mala preparación o mala calidad del producto, que el vehículo fue reparado en ese sector).

Revisar que el auto no esté descuadrado. Checa los espacios que hay entre cada lado de la fascia y la salpicadera. Cuando éstos son diferentes es prueba inequívoca que el auto cuenta con un golpe reparado, que posiblemente descuadró (aunque sea poco) el alma y fue enderezado.

Tampoco olvides revisar por debajo de las salpicaderas y verificar que no existan arrugas en los bastidores, los puntos de unión de los amortiguadores y la suspensión.

La revisión mecánica nunca debe faltar; pero aún sin ser expertos podemos detectar problemas de la siguiente manera.

Al encender un automóvil por la mañana, este expedirá vapor de agua por el escape de manera normal; sin embargo, los gases por el escape cuando el auto ya está caliente no son un buen signo.

El humo blanco cuando el auto está caliente, y en marcha, nos indican que hace falta cambio de sellos y empaques o hasta el reemplazo de los anillos del motor.

El humo negro es indicativo de que el vehículo está quemando mal la gasolina por falta de afinación, o por sensores e inyectores tapados, mientras que el humo azul, el peor de todos, indica que el motor debe bajarse para rectificarlo.

Al cerrar la venta haga una responsiva donde queden asentados los datos del comprador y vendedor, fecha, hora, lugar, monto de la operación y descripción exacta del vehículo.